Profesionales UX

Es realmente importante observar, supervisar, entender, medir e interpretar las emociones para conseguir un gran diseño. Las emociones ayudan a comprobar si tus intuiciones son correctas, y así, poder corregir rápidamente cualquier suposición errónea.

 Sobre todo en aspectos como:

Diseño que presenta el contenido de forma intuitiva

Diseño de interacción que debe funcionar en diferentes dispositivos

Crear una inolvidable experiencia de navegación

Branding, gráficos y elementos visuales que diferencien a la marca

Cambiar los procesos de negocio para satisfacer las necesidades de los clientes

Refutar o demostrar una hipótesis de investigación

Crear una jerarquía de navegación e información intuitiva

Mindmap

¿Te encargas de hacer el software funcional y atractivo?

¿Te preocupas por la voz, el oído, el gusto, el olfato, el tacto, las emociones, los comportamientos y la comprensión cognitiva de tu cliente?

¿Quieres ser la primera persona en conocer si funciona o no para los clientes?

Ese ha sido uno de mis mantras – foco y simplicidad. Simple puede ser más difícil que complejo: tienes que trabajar duro para conseguir limpiar tus pensamientos y hacerlo simple. Pero al final vale la pena porque una vez lo consigues, puedes mover montañas.

Steve Jobs

Ex-CEO, Apple Inc

Irónicamente, lo que probablemente provocará la mejora más pequeña en la facilidad de uso de los productos basados en software será la nueva tecnología. Hay poca diferencia técnica entre un programa complicado y confuso y un producto simple, divertido y potente.

Alan Cooper

Crafted interaction design

Mira lo que otras organizaciones están haciendo:

Gov Uk

Creó patrones de diseño para que fueran usados por la comunidad de diseño de todo el gobierno del Reino Unido. Investigan a fondo los diseños con los clientes antes de aceptarlos como finales. Proporcionan nuevos diseños para su evaluación basados en la investigación conductual y la aptitud funcional.

Salesforce

El sistema de diseño de iluminación de Salesforce ayuda a los diseñadores a centrarse en la experiencia de usuario, la interacción y los flujos, mientras que los desarrolladores se centran en la lógica de la aplicación sin preocuparse por los píxeles..